Bhakti Yoga

Bhakti es el camino del corazón lleno de devoción y amor, es un sentir profundo que permite sumergir el corazón bien sensible en la práctica, en la enseñanza y en toda la vida. Es el ejercicio conciente de mantener la llama viva del amor en la raíz del corazón y realizar las acciones como una ofrenda en el fuego del amor. La práctica del bhakti es despertar y cultivar «el amor divino» dentro del corazón.

Se traduce Bhakti Yoga, como el Yoga de la Devoción. Bhakti viene de la raíz sánscrita «bhaj» que significa «participar en, compartir en, formar parte en». También significa «distribuir», lo cual sugiere que se participa en la cualidad de lo que está siendo compartido: algo nuestro se está dando y se recibe lo mismo que se compartió. Y donde hay compartir, hay Amor. Es a través del amor que uno experimente la apertura y la plenitud del corazón.

El corazón es núcleo de todos los lugares sagrados.

Ve ahí a peregrinar.

Bhagavan Nityananda.

En sus primeros pasos Bhakti Yoga consisten en cambiar los objetos de apego, por otras relaciones que sí nos hacen más libres. Entonces el yogi en lugar de apegarse a los objetos y a las personas, aprende a generar relaciones verdaderamente amorosas y libres. El Bhakti Yoga alcanza su espendor cuando se ama todo lo que existe, hasta a aquello que es invisible a los ojos. Es el camino de enamorarse profundamente de la vida, y amar no solo la forma, sino la Esencia que es compartida por todos.

La esencia del Bhakti Yoga es el «soltar» aquello pequeño que pensamos que somos y abrazar el vasto espacio de la pura conciencia. Este yoga nos sumerge en el gran océano del sentir. Bhakti es relacionarse con lo Universal, que es tan infinito que abraza cada color del espectro emocional. Nos dejamos dirigir por nuestro corazón, cantando, danzando, haciendo música, poesía, cocinando, pintando, amando, todo como una dialogo con lo Divino.

Hay muchas formas de entretejer bhakti en tu práctica de yoga, meditación, y en tu vida diaria!

  • Practica la oración a lo largo de tu día. Especialmente conectado con la gratitud: es una forma simple y poderosa de percibir lo Divino.
  • Canta kirtans o canciones devocionales.
  • Cultiva la visión de ver la belleza y al Amado en todo, y en todos!
  • Arma un altar con imágenes o símbolos de lo que para vos es sagrado. También podes hacer ofrendas de luz y aromas.
  • Practica asanas con un sentimiento profundo, que tu cuerpo sea una plegaria en movimiento, una ofrenda de amor.
  • Bendice tu alimento y ofrecelo a la Madre Tierra antes de comer.
  • Al saludar a otros, hacelo de forma conciente, con el corazón abierto y una sonrisa de Buddha.

Toda acción puede ser bañada por el Bhakti. Desde la profundidad del corazón todo puede ser una ofrenda. Te invito a experimentar este Yoga del amor a través de los encuentros de canto devocional, y del curso del Bhagavad Gita. Contactame!

Bhakti Yoga

Abrir chat