Un descanso reparador es tanto un derecho como un portal hacia la inteligencia somática. La práctica de Yoga Nidra te entrena para recibir la transmisión de una sanación profunda y paz interior.

En Yoga Nidra no sólo se experimenta el poder de un descanso profundo, sino que también es el momento de un despertar a nuestra naturaleza esencial, que es pura luz y dicha.

En un estado cercano al sueño profundo, trabajamos la relajación del cuerpo, la limpieza de la mente subconsciente para disolver resistencias, y sembrar intenciones llenas de nuestro deseo de manifestación.

Este tipo de meditación es una práctica poderosa, nutritiva, contenedora y expansiva. Un sueño consciente que organiza a la mente a través de un Sankalpa personal, hacia la sanación, transformación, y el despertar espiritual.

El estado de nidra

Nidra es tanto una práctica como un estado de la conciencia. También se lo llama “la paz más allá de las palabras”. Llegar a este estado requiere preparación, claridad y gracia. No es algo que se puede forzar: requiere de relajación, entrega y cultivar la capacidad de dejarse sostener y contener. Desde este estado, es más fácil disolver los patrones mentales que obstaculizan el bienestar, y amplificar la intuición, la claridad mental, la creatividad y el autoconocimiento. Cómo dice el Bhagavad Gita, es así que podes dormirte a todo lo que no es real y duradero, y despertar a tu naturaleza esencial y radiante, que siempre observa, sabe y nunca duerme.

Hay una gran medicina en el descanso: en la quietud está la libertad, y Yoga Nidra te lleva paso a paso hacia esa experiencia.

Yoga Nidra nos pide reformular lo que significa la disciplina: una forma de traer lo sagrado a la vida cotidiana con compasión, desde un no-esfuerzo a nivel del cuerpo, de la respiración y de la mente, para experimentar niveles más profundos de libertad, conocimiento y dicha.

Durante Junio, nos juntamos todos los Martes 19:45 hs por Zoom para experimentar esta práctica de meditación guiada. Te espero!

Dejar un comentario